Vega Hernando, cuando la gastronomía y el arte se fusionan

La frase «comer por los ojos» se vuelve real en proyectos como el fundado por Vega Hernando, creadora de Eating Patterns, que emana creatividad gastronómica a raudales y cuyos trabajos ya la han llevado a trabajar con marcas como Lindt o Aneto que encuentran en Eating Patterns un canal único de expresión para sus productos. Charlamos con Vega sin quitar ojo a cada una de sus obras «comestibles».

Presentación visual de Eating Patterns
Para quienes aún no conozcan Eating Patterns y en palabras de su fundadora, ¿cuál sería el concepto con el que te gusta definir la marca?

Eating Patterns es un proyecto de creatividad gastronómica que comprende diferentes vías de expresión utilizando la comida como elemento para comunicar conceptos. Por un lado es una cuenta de Instagram donde comparto recetas y fotos que hago por mi cuenta, por otro es un estudio de diseño enfocado a la creación de contenidos y experiencias para clientes y marcas.

¿Cuál ha sido la influencia de Barcelona a lo largo del proceso de origen y desarrollo de Eating Patterns?

Soy de las afueras de Barcelona pero vivo en la ciudad desde hace nueve años así que es mi sitio y donde he desarrollado mi carrera hasta el día de hoy. Es una ciudad muy cosmopolita donde se pueden encontrar todo tipo de ingredientes, materiales… en ese sentido siento que vivir aquí me ha dado más posibilidades que si viviera en un lugar menos abierto al mundo. 

Explosión de color en cada una de las obras
Al igual que el huevo o la gallina, ¿qué fue antes, la gastronomía o el arte?

En mi caso fue el arte, desde pequeña tuve interés en ese aspecto y estudié la carrera de diseño. La cocina siempre me había gustado pero lo entendía como algo privado, para casa. Hubo un momento en que quise empezar a vincular ambos mundos porque sentía que artísticamente me inspiraba mucho la gastronomía, pero siempre me he visto como una diseñadora que cocina y no al revés.

En The Bleuve nos gusta explorar en la creatividad y en este blog hacemos mucho contenido acerca de ello, ¿crees que todos tenemos un Do It Yourself interno que pide ser plasmado a través de la libertad creativa?

No creo que sea algo que le pase a todo el mundo pero cuando sentimos esa necesidad sí es importante darle salida, al menos yo no lo concibo de otra manera. Creo que las cosas más interesantes salen cuando damos rienda suelta a nuestra creatividad, simplemente por el gusto de hacerlo, sin pretensiones.

Los ingredientes cobran vida en cada imagen
¿Tienes algún alimento fetiche que siempre ha llamado más tu atención?

Me gusta mucho utilizar ingredientes que tiñen de forma natural para conseguir colores diferentes en los platos. En esa línea tengo un poco de obsesión con la remolacha porque la gama de rosas y fucsias que ofrece da mucho juego, he hecho pasta rosa, pan, pizza, cuscús…

Hemos visto como habéis cerrado con marcas tan importantes como Lindt, Aneto y Naked, ¿cuál es el proceso de integración de una marca colaboradora en el concepto de Eating Patterns?

La evolución de Eating Patterns como proyecto me ha hecho ir ganando experiencia en la creación de contenidos de fotografía y vídeo vinculados en mayor o menor grado a la gastronomía. Además supongo que con el tiempo he ido confeccionando un lenguaje propio, o cierta identidad de marca más o menos reconocible. La suma de estas dos cosas me llevó hace unos años a formalizar la marca también como estudio de diseño donde ofrecemos todos estos servicios, a veces bajo la firma Eating Patterns y otras veces no, depende del estilo que busque el cliente. 

Sin duda el resultado final de las composiciones visuales es lo que nos enamora a quienes conocemos Eating Patterns, pero también tenemos mucha curiosidad… ¿cómo es el behind the scenes detrás de cada imagen?

Cuando empecé tenía un proceso muy naif, hacía las fotos con el móvil al lado de una ventana y poco más. Con el tiempo me compré una cámara y conforme empecé a trabajar más con marcas pasé a delegar esa parte en fotógrafos colaboradores utilizando focos y flashes. A día de hoy casi siempre trabajamos así, incluso para las imágenes que creo como contenido propio para Instagram. La decisión de qué mostrar en las imágenes, los colores y cómo componer las imágenes me suele salir de forma bastante intuitiva, le voy dando vueltas durante días hasta que llega un momento que lo materializo. 

La fusión entre arte, gastronomía y fotografía
Hablemos de tu libro. En Eat!, tu libro publicado en la editorial Lunwerg, y que plasma a la perfección la experiencia visual y gastronómica de Eating Patterns, ¿qué significó para ti formar parte del mundo literario y qué se encuentra el lector a lo largo del libro?

Es un libro pensado para disfrutarlo desde un punto de vista estético, incluso si no te gusta especialmente cocinar. Quería inspirar y motivar a la gente a atreverse con recetas creativas y emplatados bonitos pero también buscaba que aportase cierta información útil sobre ingredientes frescos de temporada, ya que considero que es la manera más lógica y sostenible de consumir. Más que un libro de recetas al uso pretende ser una guía de qué comer y cuándo comerlo, siempre a través de propuestas vistosas que salen de mis experiencias y de mi visión de la gastronomía. Ha sido un proyecto precioso de hacer y un sueño cumplido, la verdad. 

Y como siempre, os compartimos la entrevista en directo a Vega Hernando en IGTV con Blanca Martín por si os la perdisteis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close
Cart (0)

No hay productos en el carrito. No hay productos en el carrito.